Irán: Es necesaria la participación activa de los trabajadores para la victoria final

0
84

Carta abierta a los trabajadores iraníes de Maziar Razi, de la Corriente Marxista Revolucionaria Iraní, sección iraní de la Corriente Marxista Internacional.

Carta abierta a los trabajadores iraníes de Maziar Razi de la Corriente Marxista Revolucionaria Iraní

Honorables trabajadores de Irán:

Hoy hemos entrado en una nueva etapa de las actividades de masas contra las amenazas e intimidación del gobierno capitalista. Vosotros más que ninguna otra capa social habéis experimentado las amenazas y represión durante estas tres últimas décadas. No hay una fuerza social en Irán que haya sufrido más ataques económicos, psicológicos y morales a manos del despótico gobierno capitalista.

Habéis sido la única fuerza social en Irán que, a pesar de pagar un elevado precio (como el desempleo, salarios impagados, detenciones, torturas y asesinato de vuestros hermanos y hermanas), ha continuado persistentemente luchando contra el gobierno capitalista (tanto en sus períodos reformista como fundamentalista). Vuestra participación el Primero de Mayo de 2009 a pesar de la represión, vuestras huelgas en distintas fábricas contra las presiones del aparato represivo del Estado capitalista y contra los guardias de seguridad de las fábricas, la Casa del Trabajo, los Consejos Laborales Islámicos y demás, habéis sido aplaudidos por millones de trabajadores de todo el mundo. Vuestras continúas luchas han mantenido la llama de la esperanza en los corazones de millones de las distintas capas oprimidas de Irán.

Sois la única fuerza social en Irán que sin duda tiene una experiencia más rica que cualquier otra capa social. Hace tres décadas, basados en vuestra propia organización y fuerza, derrocasteis a uno de los mayores aliados del imperialismo norteamericano, el régimen del Sha. Las huelgas de los trabajadores en las grandes industrias y fábricas como el petróleo, gas, petroquímica, acero, cobre, etc., jugaron un papel decisivo en el derrocamiento del Sha. Todo el mundo sabe que no fueron las manifestaciones de masas en las calles, ni los recitales de poesía en "festivales nocturnos", ni las acciones de intelectuales de las organizaciones políticas, derribaron el régimen del Sha. Fuer la huelga general de los trabajadores. En vista de eso, vuestros aliados internacionales saben que quizá después de la Revolución de Octubre en 1917 en Rusia, la mayor conquista de la clase obrera a escala mundial fue la que lograsteis los trabajadores de Irán. En pocas semanas organizasteis los mayores consejos obreros y derribasteis el aparato represivo del Estado del Sha. El gobierno capitalista y el Estado en Irán saben que con la detención de activistas sindicales, torturas, intimidación y presión económica sobre vosotros, no podrán fácilmente someteos. ¡Gracias!

Boicoteasteis las elecciones presidenciales del 12 de junio de 2009. Por ejemplo, los trabajadores de autobuses antes de las elecciones defendieron la siguiente posición: "Hoy, los trabajadores y sus familias son animados a participar en las elecciones. Eso no tiene sentido porque los trabajadores han participado y experimentado todas las elecciones y presidentes, incluido un reformista (Katamí), durante tres década". (Las elecciones y las organizaciones obreras. Sindicato de Trabajadores de la Empresa de Autobuses de Teherán y Extrarradio).

También en Iran Khodro (ensamblaje automovilístico) con 30.000 trabajadores dijeron: "Los trabajadores de Iran Khodro no participaremos en las próximas elecciones. Sólo participaremos en unas elecciones democráticas que preserven los intereses de los trabajadores. Estas elecciones no son democráticas…". Vuestro reconocimiento de la naturaleza de las elecciones y la necesidad de boicotear las elecciones presidenciales fue correcto. Pero sabéis muy bien que los acontecimientos después de las elecciones han dado un giro. Por ejemplo, la manifestación de Ashura de la semana pasada (27 de diciembre de 2009) no fue convocada por los líderes reformistas. Fue organizada espontáneamente por la juventud. Los jóvenes obligaron a los dirigentes a seguirles a las calles. Sabéis muy bien que Mousavi canceló el mitin del lunes 15 de junio de 2009 y los jóvenes, en contra de su opinión, salieron a las calles y le obligaron a celebrar el mitin. Estos presuntos dirigentes reformistas lo que intentan es mantener su posición. No tienen intención de implicar a las masas en una transformación real y democrática. En otras palabras, las actividades espontáneas de millones de personas, a pesar de sus dirigentes conservadores y colaboracionistas, han comenzado. Y estas actividades no continuarán durante mucho tiempo. En ausencia de una dirección obrera experimentada, en ausencia de consignas específicas y una organización adecuada, los dirigentes reformistas finalmente conseguirán que estas actividades se apaguen.

Los trabajadores por tanto debéis estar presentes. Debéis situaros en la dirección del movimiento de masas. Las masas os necesitan. Vuestra presencia, participación y dirección sólo se puede ver organizando huelgas en las fábricas. Ahora estáis en una posición que, coordinados y con el apoyo del reciente movimiento de masas, y a pesar de todas las críticas de los representantes reformistas, podréis resistir al gobierno de Ahmadinejad. Ahora es el momento en debéis entrar en escena para conseguir vuestras propias reivindicaciones.

Es necesario formar comités de huelga clandestinos para la coordinación general. Coordinar conjuntamente estos comités para organizar huelgas, paralizar las distintas partes del país y plantear las reivindicaciones de los trabajadores. Tenéis una experiencia significativa y se debe utilizar. Hace unos años estuvieron las experiencias de la fábrica Baresh en Esfahan y Kashmir, el año pasado las protestas de los trabajadores de la fábrica Haft Tapeh, textiles del Kurdistán y las fábricas de Iran Khodro, entre otras, todo eso se puede utilizar.

El derecho a huelga es vuestro derecho absoluto. Esta consigna se debe poner en práctica hasta que consigáis vuestras reivindicaciones. Las reivindicaciones sindicales como: pago de los salarios atrasados, pensiones, etc., consignas democráticas como: liberación de todos los prisioneros políticos, libertad de expresión, reunión, prensa y derecho a huelga, formación de organizaciones obreras independientes, etc., Estas reivindicaciones se pueden combinar con consignas transicionales como el control obrero, la escala móvil de salarios de acuerdo con la inflación, etc., Si el gobierno bloquea estas reivindicaciones básicas, podéis ocupar las fábricas y ponerlas bajo el control de los propios trabajadores, echando a los directores inútiles. El control de la producción y distribución se puede implantar a través de la mano poderosa de los trabajadores. La experiencia de la revolución contra el despotismo real demostró a los trabajadores que en pocas semanas, sin experiencia previa, pueden formar consejos obreros y conseguir el control obrero. En la crisis actual, cuando el gobierno capitalista está dividido y las masas salen diariamente a las calles, los trabajadores de Irán rápidamente pueden conseguir sus reivindicaciones.

Vuestros actos demostrarán la manera y los métodos de lucha contra el gobierno a la juventud. En presencia de una dirección obrera, los jóvenes rápidamente romperán con los reformistas y girarán hacia demandas más radicales. Con vuestras acciones hoy podéis dar un futuro diferente al actual movimiento. Vuestra presencia activa en la organización de una huelga general con el objetivo de defenderse y apoyar los derechos democráticos de millones de iraníes es la acción más importante que hoy tienen los trabajadores iraníes en el orden del día.

¡Fuerza y victoria para vosotros!

1 de enero de 2010.