Hong Kong: el primer intento de huelga general conmueve a la sociedad – ¡Se necesita una dirección con un programa socialista!

0
17

En la medida que el gobierno de Hong Kong se mantenía inamovible en sus posiciones, con su Jefa de Gobierno Ejecutiva, Carrie Lam, ausente ante la opinión pública durante días, los llamamientos a favor de una huelga general han resurgido en las últimas semanas. Así, una huelga general organizada espontáneamente ha tenido lugar este lunes 5 de agosto, junto con manifestaciones masivas planificadas en siete distritos.

La Confederación de Sindicatos de Hong Kong anunció que 96 sindicatos bajo su dirección se unirían a la huelga, aunque bajo la forma de solicitudes masivas de días de enfermedad. Las organizaciones de trabajadores de sectores como el transporte aéreo, el ferrocarril, el transporte público, las finanzas, y los servicios sociales declararon su adhesión a la huelga general. Muchos empleados comunes del sector público, especialmente los trabajadores de oficinas gubernamentales, también mostraron signos potenciales de hacer lo mismo.

El día de la huelga general comenzó con la paralización total del Aeropuerto Internacional de Hong Kong, donde más de 3000 auxiliares de vuelo, pilotos y personal de tierra «se enfermaron», lo que provocó la cancelación instantánea de más de 250 vuelos. Muchas estaciones de metro también vieron cómo los trabajadores de la estación cerraban la estación o los manifestantes mantenían abiertas las puertas del tren para interrumpir el tráfico. Se han detenido más de 5 líneas principales de metro. Arriba en la calle, los manifestantes comenzaron a instalar barricadas en toda la ciudad para interrumpir el tráfico.

A las 10 de la mañana, Carrie Lam y varios funcionarios de alto rango organizaron una conferencia de prensa por primera vez después de días de eludir a la opinión pública. Ella reiteró su firme postura contra el movimiento y se negó a dar concesiones. También advirtió que Hong Kong se está acercando rápidamente a un «punto de no retorno». Al mismo tiempo, la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del régimen de Pekín anunció que celebraría una segunda conferencia de prensa mañana por la tarde para comentar la situación. Solo unos pocos medios de Hong Kong fueron invitados, y ningún medio taiwanés pudo asistir.

A medida que avanzaba el día, no estaba claro cuántos trabajadores más, aparte de los sectores del transporte y de los servicios sociales participaron realmente en la huelga. Las manifestaciones planificadas en siete distritos (a las que más tarde se unió el parque de atracciones de Disneylandia como octavo punto de concentración) comenzaron a tomar forma. Sin embargo, algunos manifestantes enfurecidos por un incidente durante el fin de semana, donde la policía arrancó los pantalones y la ropa interior de una mujer y la arrastró por la calle desnuda, comenzaron a arrojar ladrillos a la policía. A su vez, la policía se movilizó para despejar todos los puntos de reunión con balas de goma y gases lacrimógenos.

Por la noche, miembros de bandas «blancas» progubernamentales atacaron a muchos manifestantes una vez más con armas, y repitieron los actos salvajes que perpetraron en Yuen Long semanas antes. Los manifestantes continúan luchando contra estos mafiosos y la policía en las calles.

El movimiento de Hong Kong se acerca a un carácter insurreccional. Pero la dirección del movimiento obrero debe organizarse activamente con un programa socialista y apelar a la clase trabajadora china para continuar y fortalecer este movimiento.

Seguirán más informes a medida que se desarrolle la situación …

Leer también: Hong Kong: las protestas fuerzan la suspensión de la ley de extradición a China, el movimiento debe continuar su avance (18 junio)