Hay que frenar la avanzada represiva de Macri

0
155

Aprovechando sus debilidades

La creación de la Policía Metropolitana, el intento de colocar al Fino Palacios al frente de la misma, el accionar de la UCEP y por último el caso del espía Ciro James, dejan en claro que el macrismo, abandonando todo disimulo, prepara una avanzada represiva que sirva para hacer con tranquilidad sus negocios -sobre todo los millonarios negocios inmobiliarios en la zona de San Telmo, Puerto Madero y Retiro- y controlar al activismo social y sindical.

Aprovechando sus debilidades

La creación de la Policía Metropolitana, el intento de colocar al Fino Palacios al frente de la misma, el accionar de la UCEP y por último el caso del espía Ciro James, dejan en claro que el macrismo, abandonando todo disimulo, prepara una avanzada represiva que sirva para hacer con tranquilidad sus negocios -sobre todo los millonarios negocios inmobiliarios en la zona de San Telmo, Puerto Madero y Retiro- y controlar al activismo social y sindical.

UCEP

La Unidad de Control del Espacio Público hizo su aparición pública en 2008, con un desalojo a puro golpe d un grupo de cartoneros en Barrancas de Belgrano. Este grupo de parapoliciales, dirigidos por un barrabrava de San Lorenzo, el Tano Savoiardo, trabaja con accionar de comando: van casi todos de civil, en vehículos sin patente, casi siempre sin orden judicial, de madrugada y no labran actas de sus procedimientos. Ah, y no importa qué ministerio actúe, siempre llegan antes que la policía.

Mi nombre es James, Ciro James

El macrismo insiste que el Caso James es una cama del gobierno nacional. Que no sabían que era policía, que nadie (ni Narodowski, para cuyo Ministerio, Educación, trabajaba; ni Montenegro, de Seguridad) sabían quién era. Sin embrago, y pese a esto, tuvieron que reconocer la existencia de llamados entre James y el designado jefe de la Policía Metropolitana , Osvaldo Chamorro, y cientos de llamados con Palacios, quien pese a las denuncias que lo alejaron de la Policía Metropolitana , está a cargo de varias agencias de seguridad privada. Para peor, personajes de la Legislatura porteña, como el Gitano Lancri, ex barra de Boca, aseguran que James era el hombre de la valija de Palacios en la época de éste en el club de la ribera. Durante la gestión de Macri, por supuesto.

Lo cierto es que James -abogado y tasador público, pero también espía, policía de la Federal, imputado por escuchas en el caso AMIA y ex hombre de confianza del Fino Palacios- trabajó como asesor legal en el Ministerio de Educación durante un año y medio sin dejar un solo informe legal por escrito y, en cambio, en su casa, al ser detenido, se encontró mucha tecnología para escuchas telefónicas, filmaciones y, en sus computadoras, varios informes de su trabajos de inteligencia. Es claro que James se dedicó a auditar los activistas de las escuelas que hicieron paro, y confeccionar listas negras de estudiantes secundarios que tomaron escuelas en reclamo de becas y calefacción. Es comprensible entonces que Narodowsky no pueda explicar qué funciones cumplía este abogado en el Ministerio de Educación.

Fuera la Metropolitana, fuera la UCEP

Ya sea por su propia ineptitud, por las internas que lo corroen o por su enfrentamiento con el kirchnerismo, lo cierto es que el macrismo muestra muchas torpezas y debilidades en su plan represivo, debilidades que debemos aprovechar, para que, así como se tuvieron que ir el Fino Palacios y Ciro James, tengan que dar marcha atrás con la UCEP y  la Policía Metropolitana. Y eso no lo van a lograr las interpelaciones o los pedidos de renuncia de los legisladores porteños, sino que sólo puede lograrlo la movilización y el accionar de los trabajadores y los demás sectores populares.