Gran aceptación de las publicaciones de la Fundación Federico Engels en la Feria del Libro de La Habana

0
99

Por tercera vez consecutiva la Fundación Federico Engels ha participado en la Feria Internacional del Libro de La Habana y una vez más hemos podido constatar el enome interés del pueblo cubano por los libros y la cultura. Por tercera vez consecutiva la Fundación Federico Engels ha participado en la Feria Internacional del Libro de La Habana y una vez más hemos podido constatar el enome interés del pueblo cubano por los libros y la cultura. Desde primeras horas de la mañana miles de personas, familias enteras, hacen larguísimas colas para poder entrar en el recinto de la Feria, en La Cabaña, que se convierte en una verdadera fiesta popular.

En el momento en que se escribe esta pequeña crónica podemos afirmar con rotundidad que las publicaciones de la Fundación Federico Engels han sido recibidas con notable interés. Los libros del revolucionario ruso León Trotsky han vuelto a ser el gran atractivo de nuestro stand, el único que ofrece una selección amplia de sus escritos en la Feria, pero también los libros del marxista británico Alan Woods, los documentos de actualidad y los libros de Marx, Lenin, Engels, Rosa Luxemburgo y otros autores clásicos de la teoría marxista.

Otra actividad importante de la Fundación fue las presentaciones de libros; de las que ya se han realizado dos de las tres que teníamos previstas. En la primera, el viernes 9, presentamos dos obras de la revolucionaria polaca Rosa Luxemburgo, "Reforma o revolución" y "La crisis de la socialdemocracia". Jordi Martorell, en nombre de la Fundación resaltó la importancia de que estas obras se presentaran por primera vez en la isla y manifestó el interés de la Fundación F Engels en asegurar que las mismas se publiquen en breve en ediciones cubanas. "Reforma o revolución" añadió Jordi, es una obra extremadamente actual, ya que los argumentos de los reformistas de hoy son los mismos argumentos usados por Bernstein hace más de 100 años a los que Rosa Luxemburgo ya respondió demoledoramente en su momento.

El reformismo de Bernstein y la dirección de la socialdemocracia alemana fue lo que les llevó a apoyar al imperialismo en la primera guerra mundial, algo que denuncia de manera implacable Rosa en su obra "La crisis de la socialdemocracia". El libro incluye un apéndice, también de gran actualidad, en el que Rosa explica cómo la única manera de combatir la guerra imperialista es la lucha de clases, desenmascarando específicamente cualquier ilusión en el papel de organismos supranacionales y acuerdos entre países para garantizar la paz.

La segunda presentación, a cargo de Jordi Rosich, se realizó el domingo 11, y en la misma se presentaron tres obras sobre la teoría marxista del estado: "El 18 Brumario de Luís Bonaparte" y "La Guerra Civil en Francia" de Marx y "El estado y la revolución" de Lenin. Jordi Rosich explicó como la experiencia de la revolución bolivariana en Venezuela demuestra de nuevo lo que ya Marx había explicado, no es posible realizar una revolución basándose en el viejo aparato del estado burgués.

Lenin, basándose en los estudios de Marx y Engels sobre la Comuna de París, esbozó las principales características que debe tener el estado obrero que se establecerá tras la toma del poder, incluyendo la elección y revocabilidad de todos los cargos públicos, la participación de toda la población en las tareas de la administración del estado y de la economía, la no existencia de un ejército separado de la sociedad sino del pueblo en armas, y que los cargos públicos no reciban un salario superior al de un trabajador cualificado. Estas condiciones, dijo Jordi, son la única garantía para evitar el surgimiento de una burocracia en una economía planificada. En el debate posterior participaron entre otros la comunista cubana Celia Hart, que resaltó la oportunidad de las presentaciones de la Fundación F Engels, y destacó el "18 Brumario" como modelo de cómo analizar la historia.

La Feria del Libro de este año también ha sido el marco en el que se ha entregado el Premio Nacional de Ciencias Sociales a Fernando Martínez Heredia. Martínez Heredia fue en los años 60 director de la Revista Pensamiento Crítico y de la Facultad de Filosofía de la Universidad de la Habana, un auténtico hervidero de ideas en el que se analizó el marxismo de forma creativa y crítica, discutiendo las ideas de muchos autores calumniados por el estalinismo. En el año 1971 se cerró la revista y la propia Facultad de Filosofía. Era el inicio de lo que se llamó el "quinquenio gris" de censura estalinista en las artes, la cultura y el pensamiento, como resultado del mayor peso de la ayuda soviética para la economía cubana. El reconocimiento a la labor de Martínez Heredia se produce a pocas semanas de la polémica que ha recorrido el mundo intelectual cubano a raíz de la aparición en la televisión de destacados censores del "quinquenio gris" y la reacción en contra de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba.

Finalmente, pudimos entregar a Ricardo Alarcón, presidente del Asamblea Nacional del Poder Popular, y responsable de la campaña por la libertad de los Cinco Héroes presos en EEUU, el apoyo de Fundación a la campaña y una relación de las activades que hemos realizado en el último año.