EL Centro de Estudiantes de Ingeniería responde a las acusaciones del decano Rosito

0
58

“Llamamos a este acto para que el Decano reconstruya el local de fotocopiadora y devuelva los elementos que indebidamente mantiene secuestrados, para que los estudiantes contemos con las fotocopias y apuntes que necesitamos para estudiar y para quesus 41 trabajadores retornen sus tareas y no pierdan sus fuentes de trabajo”

Acto miércoles 7/2 18 hs Facultad de Ingienería de la UBA, Pº Colón 850

El Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI) en común con la FUBA convocan a un acto el día Miércoles 7/2 a las 18 hs. en la Facultad de Ingeniería de la UBA, Paseo Colón 850.

Este acto es el comienzo de un plan de lucha votado por unanimidad por la Comisión Directiva del CEI contra las medidas adoptadas por el Decano Rosito.

Las acusaciones contra el CEI –cuya falsedad pasaremos a demostrar- son una excusa para proceder al vaciamiento y privatización de las fotocopias y del comedor, por parte del Decano Rosito.

1.-El decano ha pretendido denunciar “irregularidades administrativas” y “pagos en negro”. La realidad es que los empleados de estos locales, la mayoría de los cuales tiene más de diez años en sus puestos, trabajan en blanco y bajo la vigencia de sus convenios laborales, además de la correspondiente antigüedad. (No pueden decir lo mismo los miles de docentes que trabajan “ad honorem” para la UBA, o los pasantes que la UBA conchaba, precarizados, en la administración pública o en el sector privado). El 28 de diciembre de 2006, en una sesión con la facultad vacía, el Consejo Superior revocó abruptamente el contrato de sesión de estos locales con el CEI. El Decano desmanteló la fotocopiadora, secuestró las sillas y mesas del comedor y dejó clausurada la librería y la imprenta.

2. Rosito ha alegado “irregularidades”. Pero oculta que el Ministerio de Educación acababa de aprobar un subsidio al CEI, luego de analizar el estado jurídico y contable de esas concesiones, y sin encontrar ninguna de las “anomalías” a las que alude el decano. El subsidio gestionado por el CEI apuntaba a sostener la condición laboral de los trabajadores del comedor y centros de impresión, pero sin elevar los precios de sus servicios.
Lo que Rosito no dice, es que él se opuso al subsidio, y con un propósito muy claro: su “propuesta” para equilibrar las cuentas del comedor consiste en despedir empleados, forzar a los restantes a trabajar por menores salarios y, por supuesto, elevar el precio de los servicios. En particular, Rosito ha amenazado con el despido de los empleados de imprenta, librería y fotocopiado, a los que considera (sic) “revoltosos”. Este es el “programa” que Rosito pretenderá poner en marcha ahora, luego de la clausura de los locales. Sobre esta base, avanzará en el concesionamiento privado del comedor y del centro de fotocopiado. Además el Decano admitió que la licitación tardaría aproximadamente entre 45 y 60 días, con lo cual los estudiantes no tendrían los apuntes para los cursos de verano, los finales y el comienzo de las clases. Las burdas acusaciones al CEI constituyen, por lo tanto, el primer paso de una agresión contra los estudiantes y toda la comunidad de la Facultad de Ingeniería.

La Vicepresidenta del CEI Josefina Delrieu declaró: “Llamamos a este acto para que el Decano reconstruya el local de fotocopiadora y devuelva los elementos que indebidamente mantiene secuestrados, para que los estudiantes contemos con las fotocopias y apuntes que necesitamos para estudiar y para que sus 41 trabajadores retornen sus tareas y no pierdan sus fuentes de trabajo”.
Rosito ya anunció que realizó estas medidas para avanzar en la licitación y privatización de los locales. Por la fuerza quiere terminar con la administración del CEI, debido a que el centro de estudiantes le representa una traba para que avance la CONEAU y sus planes

Josefina Delrieu, Vicepresidenta del CEI: 15-6025-0653.