EEUU: consecuencias del desorden económico

La clase trabajadora en EEUU se moviliza contra la crisis

El resultado del desastre económico mundial golpea también a la clase trabajadora de EEUU. Cientos de miles de empleos se eliminan cada mes, 10 millones de desempleados o subempleados se suman a la cifre récord de 24 millones en total hasta ahora. Es el 8,9% de los trabajadores desempleado y en muchos Estados sobrepasa el 10%… esos trabajadores hoy no pueden pagar las hipotecas ni las tarjetas de crédito, no les alcanza para gastos médicos ni educación para sus hijos

La clase trabajadora en EEUU se moviliza contra la crisis

El resultado del desastre económico mundial golpea también a la clase trabajadora de EEUU. Cientos de miles de empleos se eliminan cada mes, 10 millones de desempleados o subempleados se suman a la cifre record de 24 millones en total hasta ahora. Es el 8,9% de los trabajadores desempleado y en muchos estados sobrepasa el 10%… esos trabajadores hoy no pueden pagar las hipotecas ni las tarjetas de crédito, no les alcanza para gastos médicos ni educación para sus hijos… Cada día hay más reducciones de salarios y poco a poco el malestar social se convierte en movilizaciones tanto de los movimientos de liberación de grupos afroamericanos, los movimientos de mujeres,  el movimiento obrero y  Las empresas imponen reducciones en los salarios. En EEUU tenemos el Movimiento de Liberación Negra, el movimiento de mujeres, el movimiento obrero y el movimiento de reivindicación lésbico-gay, el movimiento de trabajadores México-americanos… entre muchos otros.

Aunque en este momento los movimientos de trabajadores en USA constituyen un fermento incipiente de organizaciones revolucionarias es claro que muy pronto pasarán a ser verdaderas movilizaciones de masas en la media en que los debates más significativos tienen por centro de sus interese el destino político de los trabajadores frente al dispendio, la obscenidad y el desastre económico protagonizado por las cúpulas empresariales en complicidad con Obama que ha estas alturas ya ha comprometido 12,7 billones de dólares en apoyo del sistema financiero, es decir, casi el equivalente el producto interno bruto de ese país. Sólo para comparar, durante 2008, otros gobiernos comprometieron 18 billones de dólares en fondos públicos.

Los trabajadores estadounidenses que están perdiendo sus empleos y sus hogares, su protección médica y sus escuelas… se enfrentan a la necesidad de organizarse y salir a luchar. Se aproxima un inverno que será duro y cruel, cada día hay más trabajadores no podrán siquiera pagar el gas para la calefacción contra los fríos inclementes que azotan a aquellas latitudes. USA no es el paraíso que muchos imaginan o que muchos inventan. La lucha de clases allá se agudiza cada día y es seguro que muy pronto los trabajadores de allá se sumarán a las luchas de los trabajadores en todo el mundo para acelerar la transformación definitiva de nuestras vidas.

La única forma de avanzar para los trabajadores norteamericanos es la construcción de un partido de trabajadores revolucionario capaz de transformar los sindicatos en fuerzas democráticas y desafiar a las dirigencias actuales burocratizadas. Así lograrán emprender la tarea fundamental de organizar a la gran mayoría de los obreros (incluso los que han sido expulsados de sus trabajos por la crisis financiera) y que hoy no tienen representación alguna. Ese partido revolucionario de los trabajadores norteamericanos, tiene la tarea urgente de romper el monopolio burgués de la política norteamericana para construir la unidad de toda la clase obrera.