Crimen de Mariano Ferreyra: Nuestra tarea es combatir a la burocracia en los sindicatos

0
174

Si algo ha dejado mas que claro el crimen del compañero Mariano Ferreyra es la URGENTE necesidad que tenemos todos los trabajadores de terminar con la podrida burocracia sindical que se encuentra atornillada a sus sillones enriqueciéndose de la mano de una corrupción desbocada y una codicia criminal.

La causa judicial

Pasados ya dos meses del asesinato del compañero Mariano Ferreyra la fiscal Cristina Caamaño pidió la indagatoria en calidad de imputado del secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza de su "segundo", Juan Carlos "Gallego" Fernández quien estaba comunicado con Pablo Díaz, el delegado de la UF en el Roca que comandaba la patota que embosco y asesino cobardemente a Mariano.

A su vez, la jueza Susana Wilma López imputo a Pablo Díaz, los supuestos barrabravas Favale y Gabriel "el Payaso" Sánchez, y los matones ferroviarios Juan Carlos Pérez, Jorge Daniel González, Francisco Salvador Pipito y Guillermo Uño quienes se encuentran con prisión preventiva por el delito de homicidio calificado.

Por otra parte los querellantes han denunciado no solo la dificultad que tienen para acceder a las partes más nuevas de la investigación, si no también han manifestado que se sigue sin profundizar en el papel jugado por la policía quien, según el testimonio de los testigos directos, libero la zona permitiendo que la patota avance sobre los trabajadores y compañeros.

En este sentido la jueza dispuso la formación de una causa paralela para investigar la conducta del personal policial en el operativo de prevención. Lo cual lejos de ser un avance lo que busca es salvarle la ropa a la Federal generando un apartamiento absoluto de la responsabilidad de la policía. Investigando aspectos menores como incumplimiento de deberes de funcionario público, negligencia o impericia, pero de ninguna manera una imputación que afecte a los superiores que estuvieron en el lugar.

Los compañeros tercerizados

La dura lucha de los trabajadores tercerizados del Roca no es nueva. Durante varios meses los compañeros impulsaron asambleas, movilizaciones, bloqueos de boleterías, y cortes de vía que intentaban ser mostrados por los medios de comunicación como internas de una confusa e inexplicable interna gremial ocultando así el verdadero carácter de esta lucha que tenia como fin la equiparación de salarios y la incorporación a planta permanente de gran cantidad de obreros que cumplían funciones de ferroviarios pero cobraban menos de la mitad.

En definitiva era una lucha contra las tercerizaciones que buscan imponer las patronales en clara complicidad con la burocracia enquistada en nuestros sindicatos.

Solo después de la presión popular desatada tras el crimen de Mariano se pudo conseguir sacar a la luz pública la situación de los compañeros ferroviarios. Fue así que en una reunión mantenida entre los representantes de los trabajadores, la gerenciadora  UGOFE y el Ministerio de Trabajo, se fijó una agenda, impuesta por los trabajadores, por la cual los 2.052 deben estar efectivos para el 20 de diciembre.

Si bien esto representa una victoria de los compañeros es más que claro que debieron pagar un costo incalculable para ser escuchados.

Cómo combatir a la burocracia en nuestros sindicatos

Si algo ha dejado mas que claro el crimen del compañero Mariano Ferreyra es la URGENTE necesidad que tenemos todos los trabajadores de terminar con la podrida burocracia sindical que se encuentra atornillada a sus sillones enriqueciéndose de la mano de una corrupción desbocada y una codicia criminal.

Para terminar con estos dirigentes es necesario propiciar el desarrollo de corrientes y listas sindicales antiburocráticas en el seno de los gremios de la CGT.

Ahora es el momento de unir a todos los ferroviarios tercerizados junto con la lista Bordó y los cuerpos de delegados combativos en una gran corriente antiburocrática al interior de la unión Ferroviaria que desplace a la actual conducción y ponga al sindicato al servicio de las luchas de todos los compañeros ferroviarios.