Acto de masas con Hugo Chávez y Alan Woods en Austria

0
131

En la noche del viernes 12 de mayo, en el centro cultural “Arena” en Viena, el presidente Chávez habló ante una audiencia de 5.000 jóvenes entusiasmados. El acto fue organizado por la Campaña Internacional Manos Fuera de Venezuela (MFV), presente enmás de 30 países, e impulsada por la Corriente Marxista Internacional (CMI). El acto fue un éxito espectacular. Se convocó coincidiendo con la Cumbre gubernamental Unión Europea-América Latina.

Organizado por Campaña Internacional “Manos Fuera de Venezuela”

En la noche del viernes 12 de mayo, en el centro cultural “Arena” en Viena, el presidente Chávez habló ante una audiencia de 5.000 jóvenes entusiasmados. El acto fue organizado por la Campaña Internacional Manos Fuera de Venezuela (MFV), presente en más de 30 países, e impulsada por la Corriente Marxista Internacional (CMI). El acto fue un éxito espectacular. Se convocó coincidiendo con la Cumbre gubernamental Unión Europea-América Latina.

El ambiente era vibrante. La multitud pasó el tiempo cantando y ondeando un mar de banderas rojas. La capacidad del salón Arena era de unos 800, pero la dirección decidió imponer un máximo de 400 por motivos de seguridad.

Según pasaba el tiempo llegaban más personas. El salón estaba lleno antes de abrir las puertas y cientos de personas llenaban el patio. Pronto el sitio estaba lleno. Había al menos 5.000 personas, y cientos se tuvieron que quedar en la calle. En estas circunstancias, el escenario se trasladó frente al patio y se preparó un buen sistema de sonido.

En el estrado había figuras muy destacadas del movimiento bolivariano, así como Rubén Linares, uno de los coordinadores nacionales de la UNT, el embajador cubano e importantes dirigentes de la Federación Sindical Austriaca (ÖGB).

Aparte de Chávez hubo otros dos oradores: Aleida Guevara, hija del Che Guevara, y Alan Woods, impulsor de la campaña internacional Manos Fuera de Venezuela y dirigente de la CMI. Aleida abrió la reunión con un discurso apasionado donde recordó la lucha heroica de su padre y pidió a los jóvenes que la continuaran. Insistió particularmente en la campaña para liberar a los cinco cubanos detenidos ilegalmente en prisiones de EEUU.

Alan Woods comenzó su discurso, que fue interrumpido por frecuentes aplausos, insistiendo: “Dicen que entre los jóvenes reina la apatía. ¡Bienvenidos jóvenes apáticos! ¡Los jóvenes no son apáticos! Los jóvenes necesitan una causa que merezca la pena, una bandera, una visión y un sueño”. Alan continuó: “Hay muchas reuniones en Viena ahora. Pero ninguna como esta. No estamos aquí sólo para hablar y después irnos a casa y olvidar las cosas. Esta reunión debe ser el lanzamiento de un gran movimiento organizado de solidaridad en cada país de Europa”. Insistió a todos los presentes para que se unieran a MFV.

Después habló Emanuel Tomaselli, organizador nacional de MFV de Austria, que presentó brevemente al presidente Chávez. Cuando éste se acercó al estrado fue recibido con un gran aplauso y un mar de banderas rojas y cánticos. Habló dos horas y su principal tema fue la necesidad de luchar contra el imperialismo y el capitalismo que están destruyendo el planeta y poniendo en peligro a la raza humana. Citó las palabras de Rosa Luxemburgo: “La elección que tiene ante sí la humanidad es socialismo o barbarie”. Y añadió: “Cuando Rosa Luxemburgo hizo esta declaración estaba hablando de un futuro relativamente lejano. Pero ahora la situación del mundo es tan mala que la amenaza para la raza humana no es futuro, es ahora”.

Y continuó: “Cuando yo tenía 15 años tuvimos Mayo de 1968, los Beatles, John Lennon y la guerra en Vietnam. Mirábamos al futuro y pensábamos que para el año 2000 el mundo sería un lugar diferente, un lugar mejor. Pero los años han pasado y en lugar de mejorar las cosas éstas han ido a peor. ¿Qué ha ocurrido? Me robaron mi futuro. El imperialismo y el capitalismo me han robado el futuro. Ahora que estoy en los cincuenta estoy convencido de que la gente de mi generación debe pasar cada día, cada hora y minuto de sus vidas luchando por un mundo mejor, un mundo libre de pobreza, desigualdad e injusticia ¡Ese mundo se llama socialismo! Creo que sólo los jóvenes tienen el entusiasmo necesario, la pasión, el fuego para hacer la revolución. Debemos unirnos para salvar el mundo ¡Juntos podemos conseguirlo!”

El discurso del presidente fue recibido con un gran aplauso y gritos que duraron un tiempo largo, él tomó en su mano una bandera roja de alguien de la audiencia y la ondeó al aire. Después, espontáneamente, la multitud comenzó a cantar La Internacional. Fue un final emotivo para una ocasión emotiva.

Se hizo un gran esfuerzo para organizar este acto. Los activistas de MFV de Austria pegaron un total de 7.000 carteles anunciando el mitin.

El mitin del 12 de mayo tendrá un significado internacional enorme, particularmente porque Austria detenta la presidencia de la UE. Por eso fue importante demostrar que hay una Europa diferente, que la clase trabajadora, los estudiantes, apoyan la causa de la Revolución Bolivariana y del socialismo en Europa y el resto del mundo.