1º de Mayo 2009 en Bolivia: el proceso de cambio a la prueba de la crisis económica

0
122

Éste Día Internacional del Trabajador ha sido la ocasión para que el movimiento obrero organizado reitere su firme voluntad de lucha en contra del terrorismo separatista que amenaza el país y para que el proceso de cambio que vivimos se constituya en la alternativa de los trabajadores a la crisis capitalista.

Éste Día Internacional del Trabajador ha sido la ocasión para que el movimiento obrero organizado reitere su firme voluntad de lucha en contra del terrorismo separatista que amenaza el país y para que el proceso de cambio que vivimos se constituya en la alternativa de los trabajadores a la crisis capitalista.

 ¡No al terrorismo!

Hubo marchas en todo el territorio nacional convocadas por la Central Obrera Boliviana para manifestar en contra de la la marcha en La Pazconspiración internacional desarticulada en Santa Cruz con el desmembramiento de la célula terrorista dirigida por Eduardo Rosza Flores que tenía relaciones con la Unión Juvenil Cruceñista, la poderosa asociación empresarial CAINCO y la ONG Human Rights Watch y planificaba nada menos que el asesinato del Presidente y la consecuente desestabilización del país, abrigando planes separatistas. Los trabajadores bolivianos marcharon en concentraciones multitudinarias lanzando una severa advertencia a la subversiva burguesía nacional: el movimiento obrero organizado no va a permitir que se tumbe éste proceso por el cual luchamos en unidad los explotados y las clases oprimidas bolivianas.

 ¡Los patrones paguen por la crisis!

Este Día Internacional del Trabajador llega en medio de la más profunda y espantosa crisis económica que el capitalismo haya provocado a partir de la segunda guerra mundial. Sus primeros efectos en Bolivia se manifiestan a partir del anunciado mayor desempleo y el paro provocado por la caída de los precios de las materias primas en el mercado internacional. El empresariado nacional pretende cargar sobre la espalda de la clase obrera el costo social de ésta crisis. Los fabriles en Cochabamba y Tarija ocuparon plantas luchando para que se respete el decreto que incrementa el salario de un 12% que los patrones desconocen, mientras que los fabriles de Santa Cruz luchan para que se cumplan las leyes de seguridad laboral, como en el Ingenio San Aurelio, peleando para liberarse de la jaula de una lucha regionalista en la cual la oligarquía oriental pretende reclutarles. Mientras tanto los mineros, particularmente en Potosí, Oruro y La Paz, enfrentan el chantaje de las grandes empresas extractivas como Sinchi Wayra (de propiedad de la multinacional Glencore) quien pretende superar la crisis congelando el salario y extendiendo el horario de trabajo a 10 horas por día con la introducción del 14/7, es decir 14 días seguidos de trabajo y 7 de descanso lo que haría volver la clase minera a la época colonial de la mita. Significativas las palabras del dirigente minero de la Central Obrera Departamental de Potosí: en este 1º de mayo los trabajadores afirmamos que no permitiremos que la condición laboral vuelva a más antes de la lucha de Chicago del 1886, que fue justamente lucha por la jornada laboral de 8 horas.

Como recordaba un camarada de nuestra corriente entrevistado por el Canal 11 – Potosí ésta crisis representa una prueba decisiva para el proceso de cambio que se vive en América Latina, particularmente en los países del ALBA. El significativo apoyo de la clase trabajadora que en éste primero de mayo se ha nuevamente manifestado espera mejores condiciones de vida, empleos dignos, desarrollo nacional, igualdad y justicia social lo que solo puede darse profundizando hacia el socialismo la transformación que el país está viviendo. Si en cambio se mantiene la idea de una imposible coexistencia pacífica con el capitalismo en crisis podría paulatinamente confundirse y desmotivarse el apoyo de la clase trabajadora y del campesinado sin el cual – como el propio Evo Morales dijo felicitando la COB en su discurso pronunciado a finalizar la marcha en La Paz – no hubiera sido posible avanzar hasta donde hemos llegado. 

Nuevas nacionalizaciones y normas laborales

la concentración en el Parque Urbano en Santa CruzPor esto la CMI – El Militante de Bolivia consideramos positivamente los decretos que en ocasión del 1º de Mayo el Presidente ha emitido públicamente frente a la concentración de trabajadores que con él habían recorrido las calles paceñas. La nacionalización de la empresa que comercializa el combustible para el aerotransporte es un paso adelante hacia la recuperación de los sectores estratégicos de la economía nacional. Sin embargo los 5 decretos laborales son muchos más significativos. Un bono de 1000 bolivianos repone el salario de los funcionarios públicos que por años no habían obtenido ningún aumento. Se ha restablecido el aporte sindical destinado a las Confederaciones del Magisterio tanto urbano como rural, se ha reducido de 5 años a 90 días de trabajo el plazo mínimo para exigir la indemnización, y finalmente se ha establecido que todos los trabajadores tendrán los mismos derechos laborales independientemente del tipo de contrato (o sub contrato) y que todas las empresas deberán cumplir obligatoriamente con las normas de higiene y seguridad laboral, dotando los trabajadores de equipamientos adecuado y de un seguro de riesgo ocupacional.

Estos últimos decretos en particular representan un avance importante frente a los accidentes en muchos casos fatales provocados por las bajas inversiones empresariales especie en el sector fabril y minero. Un avance que el Presidente ha presentado como una recompensa a los trabajadores, la COB y los movimientos sociales sin los cuales hubiera sido difícil gobernar Bolivia. Sin embargo mucho camino hay todavía que recorrer. Los empresarios se resisten a reconocer los aumentos salariales y los derechos que ya están establecidos, peor será con los nuevos. Por otro lado la precarización del trabajo ha llegado a niveles insostenibles. Según una investigación del Centro de Estudio para el Desarrollo Laboral y Agrícola aproximadamente el 53% de los trabajadores de la empresa privada son eventuales, precarios o a plazo fijo. El horario de trabajo real se ha incrementado y el poder adquisitivo del salario se ha reducido, mientras continua el paro y el saboteo productivo de la burguesía nacional y de las multinacionales que se aseverará a medida que se asevere la crisis. Por esto desde nuestra corriente insistimos en la necesidad de medidas anticrisis profundas que profundicen hacia el socialismo el proceso de cambio, como la abrogación del trabajo precario, una ley que impida los despidos, la nacionalización bajo el control obrero de todas las empresas infrautilizadas o que amenacen con cierre y despidos etc.

La independencia sindical

Éste primero de mayo fue también ocasión para que de muchas partes se levanten voces de destacados dirigentes El discurso final en Potosísindicales y políticos por la independencia sindical. La COB no puede ser indiferente respeto a lo que pasa en el país y tampoco reducirse al simple papel de acompañante del gobierno. El movimiento sindical debe orientar y señalar el camino del proceso de cambio con su lucha independiente frente a la burguesía nacional, que en cada momento, bajo el pretexto del nacionalismo o el chantaje directo, quiere reclutar la clase trabajadora a la defensa de los intereses patronales. Pensamos a lo que pasa en Santa Cruz donde dirigentes vendidos quieren apegar el movimiento fabril a la cola de la misma oligarquía que lo explota. O a las presiones al gobierno para que limosnee a EEUU la ampliación del ATPDEA que venían de un coro de empresarios y sectores fabriles. Los trabajadores deben mostrar su independencia en primera lugar indicando la alternativa al capitalismo moribundo. Solo en el vivo de la lucha en contra de la crisis capitalista – que es lucha de clase en contra de la burguesía nacional y del imperialismo – el movimiento obrero organizado, la COB podrá ganar su verdadera independencia de clase y protagonizar la profundización hacia el socialismo del actual proceso de cambio. Si los mineros y los distintos sindicatos de Sinchi Wayra resolvieran unitariamente emprender una lucha por la nacionalización de ésta empresa que dirige ahora la arremetida laboral del capitalismo ¿esto tendría o no efectos sobre el desarrollo de la lucha de clase y del proceso?

Nuestra intervención

Los camaradas de la Corriente Marxista Internacional intervinimos este 1º de Mayo con una declaración pública repartida en forma de volante en la cual reivindicamos la necesidad de unir la lucha al terrorismo a la lucha en contra de los efectos de la crisis económica, con un programa que reconstruya la unidad sindical y fortalezca el movimiento obrero bajo la consigna que la crisis la paguen multinacionales y esta subversiva burguesía nacional. En nuestro volante, que reproducimos a continuación, pusimos particular énfasis al tema de la crisis económica que debe ser el centro del debate y de la re ideologización del movimiento obrero nacional. Nuestra presencia fue recibida generalmente con mucho interés.

camaradas de la CMI interviniendo el marcha en Santa CruzEn Santa Cruz comenzamos nuestra intervención ya a partir de la vigilia del 1º de Mayo, difundiendo nuestro periódico y repartiendo nuestro volante al Ingenio Azucarero San Aurelio, una empresa colocada a las puertas del populoso Plan 3000 donde en 6 meses murieron 4 obreros en distinto accidentes laborales por la falta de seguridad y de inversiones que puedan modernizar y mejorar la calidad de la producción. Estuvimos presentes también en la marcha contra terrorismo y por los derechos laborales convocada por la Central Obrera Departamental en el parque urbano de la misma ciudad capital oriental. Lo mismo hicimos en Cochabamba, donde hubo dos distintas marchas, una convocada por los fabriles y otra por la COD en su conjunto. El movimiento fabril de Cochabamba es una punta de lanza de la lucha de clase ya a partir de la Guerra del Agua del 199/2000. En las anteriores semanas los obreros de MANACO tomaron pacíficamente las instalaciones de esta empresa exigiendo a los patrones una reposición salarial superior al 12% establecido por el gobierno, dando un claro ejemplo del tipo de independencia sindical que reivindicamos. En Potosí marchamos a lado de la FEDJUVE y de los Fabriles mientras otros camaradas repartían nuestro volante y difundían nuestro periódico y como dijimos a finalizar la marcha un camarada fue entrevistado por el local Canal 11. En cada situación difundimos varias copias de nuestra revista donde hay un análisis más detenido de toda la coyuntura nacional y lo más destacable de la coyuntura internacional.

Compañero, nuestra Corriente se coloca en el vivo de la lucha por la defensa y la profundización hacia el socialismo de nuestro proceso de cambio, con lealtad y compromiso a la causa de nuestros trabajadores y campesinos, franca y firme lucha al reformismo y a los enemigos internos de nuestra actual revolución. Si ésta es tu perspectiva y tu visión ¡únete a El Militante! Ayúdanos a construir una corriente marxista que se constituya como punto de referencia en la lucha al golpismo derechista, la crisis económica y por el socialismo que caracterizó nuestro 1º de Mayo.

 


 

 

1º de Mayo del 2009

UNIDAD Y UN PROGRAMA DE LUCHA

PARA ENFRENTAR LA CRISIS CAPITALISTA

 

Un 1º de Mayo del 1886 los obreros de Chicago se pusieron en huelga reivindicando la jornada laboral de 8 horas. Enfrentaron una salvaje represión policial pero arrebataron a los patrones ésta primera conquista en nombre de mejores condiciones laborales y una vida más digna. Su lucha fue consagrada en el Día Internacional del Trabajador y sigue inspirando la clase obrera de todo el mundo.

 

El 1º de Mayo es un día de organización y lucha, una lucha que éste año tiene aún más motivos. La codicia y la especulación de la burguesía mundial han empujado el mundo en el precipicio de la crisis más espantosa que hayamos conocido. En todo el mundo el fracaso del capitalismo provoca cierre de fabricas, despidos y más pobreza mientras que se indemniza el puñado de millonarios que provocó este desastre con los planes de rescate de bancos y empresas en los cuales, tan solo en EEUU, se gastaron más de 700.000 millones de dólares, un monto suficiente a saciar la humanidad por 50 años según estimas de las Naciones Unidas. El capitalismo es el cáncer que enferma toda la humanidad y representa el principal obstáculo a su desarrollo.

<!–[if !vml]–>
<!–[endif]–>

Nuestro continente y nuestro país no son una excepción en semejante contexto. Según el Banco Mundial y la Organización Internacional del Trabajo 26 millones de latinoamericanos podrían perder su fuente de empleo en el 2009, sin calcular todos los hermanos que están abandonando los países de Europa y EEUU donde fueron buscando mejores condiciones de vida y han encontrado la misma explotación y ahora el desempleo. Justo en estos días el Banco Central de Bolivia confirmaba lo que como marxistas vamos recordando hace tiempo, la caída del precio de las materias primas como al ser hidrocarburos y minerales que son el principal sustento de la economía nacional provocará más desempleo y pobreza en nuestro país a partir ya del segundo semestre de este año.

 

En el periodo de la bonanza económica los trabajadores no sacamos ningún beneficio real. Todas las estadísticas oficiales demuestran que el horario de trabajo se ha incrementado de un promedio de 3 horas por semana mientras el poder adquisitivo de los salarios se ha reducido de un 3% en el solo año pasado. Pese a la abrogación de un artículo del DS 21060 que introducía la contratación individual y el libre despido seguimos hundidos por la inestabilidad laboral de trabajos a destajo y eventual. En el 70% de los casos los empresarios desatienden las normas laborales y de seguridad del trabajo, provocando muertes en fábricas y minas de todo el país, mientras que el sistema de las comisiones mixtas le permite ser juez y parte debilitando nuestra lucha sindical.

 

Ahora el empresariado que es el único responsable del atraso tecnológico – productivo de nuestro país pretende cargar sobre nuestro hombro el costo de esta crisis tras haberse enriquecido explotando nuestro trabajo, pagándonos salarios de hambre con una mano para cobrarnos con la otra con el aumento de los precios, de alquileres etc. Anuncian una reducción del 57% de las inversiones que ya se estancaron en los años pasados por el saboteo productivo en contra del gobierno y de nuestra lucha y por otro lado arman y financian grupos paramilitares fascistas con el afán de desestabilizar el país y preparar gobiernos reaccionarios que se encarguen de reprimir nuestras legitimas reivindicaciones como siempre hicieron a lo largo de nuestra historia. A esta parásita burguesía nacional le decimos

 

ESTA CRISIS NO LA QUISIMOS, NO LA PROVOCAMOS

¡NO LA PAGAREMOS!

 

Desde la CMI – El Militante alertamos la clase trabajadora para que vigile y no permita que la burguesía nacional desintegre el país por el miedo de perder el control sobre el. Al mismo tiempo exigimos que nuestro gobierno cumpla con las expectativas de cambio estructural por las cuales luchamos por éste proceso de cambio. Compañeros fortaleceremos nuestra unidad sindical y protagonismo reivindicando:

  • ESTABILIDAD LABORAL: no al trabajo precario, a destajo y eventual, por una ley que impida cualquier despido para que los trabajadores no seamos el colchón de la crisis;
  • MAS EMPLEO DIGNO: escala móvil de horarios y salarios para repartir entre todos el trabajo que hay y la riqueza producida;
  • que los patrones paguen por su crisis: expropiar y nacionalizar todas aquellas empresas que amenacen con cierre y despidos.

 

¡QUE VIVA LA UNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA!

¡QUE VIVA EL 1º DE MAYO!